Si has llegado a este artículo es porque, como nosotros, eres un entusiasta del orden. Acabas de vaciar tu armario y estás buscando fórmulas que te permitan optimizar el espacio y, a la vez, no tener que volver que repetir el proceso dentro de unos meses. A continuación, te mostramos una serie de consejos con los que podrás mantener tus armarios ordenados sin quebraderos de cabeza.

Cuelga el mínimo indispensable de ropa, pero hazlo de forma elegante

Los pantalones vaqueros y los jerséis navideños normalmente se pueden apilar usando las técnicas de la interiorista japonesa Marie Kondo. Las camisetas con las que juegas al fútbol sala los domingos puede apilarse, y la sudadera de las fiestas de tu pueblo, también.

Entonces, ¿qué debemos colgar? Chaquetas, trajes, buenos vestidos, conjuntos de lencería… Las perchas deben quedar reservadas para las más nobles vestimentas. Y, si hablamos de perchas, el mejor consejo que te podemos dar es que intentes buscar las más adecuadas: aquí te contamos cómo elegirlas.

Ten tus armarios ordenados por colores

Los seres humanos nos dejamos guiar muchísimo por nuestros instintos visuales. En este paso tampoco hace falta que te acuerdes del orden del arcoíris, pero está bien categorizar por tonos o gamas de color.

Manteniendo tu ropa organizada por colores, serás consciente siempre de cuántas prendas tienes de cada color y sabrás cómo combinarlas. Además, te resultará más sencillo deshacerte de prendas que ya no uses o ver qué falta en tu vestuario para convertirte en un experto de la moda.

armarios ordenados por colores

Ten la ropa que más usas a la altura de los ojos

Si abres tu armario en busca de inspiración, lo primero que vas a ver siempre es lo que tienes a la altura de tus ojos. También es cierto que los seres humanos observamos de arriba abajo y de izquierda a derecha.

Utiliza esta información de forma sensata y coloca tu ropa de tal forma que las prendas que más uses estén siempre frente a ti y en la parte izquierda de tu vestidor. Mantén aquellas prendas que menos utilices en la parte inferior derecha del armario, que siempre será el último espacio que revisarás

Cuelga tus bufandas y pañuelos en perchas

Pese a que antes hayamos limitado para vestimentas nobles los espacios para colgar la ropa, usar las perchas para tus pañuelos puede resultar clave. Colgando las prendas con las que vistes tu cuello, no solo ahorrarás espacio, ¡sino que también se arrugarán menos!

Desecha aquellas prendas que ya no utilices

El mejor truco que te podemos dar para mantener tus armarios ordenados es que dones o tires la ropa que consideres que te sobre. En España, existen varias asociaciones y corporaciones como Humana que se dedican a recoger excedente de ropa y destinarlas a colectivos en riesgo de exclusión social.

Y hasta aquí nuestras claves para mantener tus armarios bien ordenados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *